Guide Folio


El precio tiene poco que ver con la moda ; la verdad es que si polidor ofrece un menu de tres platos fijos por un precio ridiculamente bajo esto no impide que Claire. Bretécher o Serge Reggiani suelan acudir al local.
Poco ha cambiadodesde los tiempos de otros clientes habituales, como Verlaine, Valéry, O Joyce. Todavia hay cortinas de encaje, csilleros numerados para las servilletas (algunos aun en uso), una escalera de caracol e incluso camareras vestidas como a principios de siglo. buena cuisine bourgeoise.